Cómo es posible sanar con la energía

Nivel 1, Av y mas

5 preguntas y  5 respuestas

  1. Algo tan sutil, que difícilmente puedes percibir – aunque resulta fácil cuando te entrenas en ello-, puede realmente llegar a afectar tu salud?

La respuesta es si. Y no solo la afecta, es responsable de ella, porque todo en nosotros es energía y responde a la energía. Esto no es una afirmación rápida y facilista, es un hecho que no solo las  tradiciones antiguas y orientales han usado por siglos, sino que cada vez mas se  re afirma, incluso por la mas estricta ciencia moderna.  Hoy en día se reconoce, se registra, se mide y establece el comportamiento del eter o bioplasma, la física cuántica habla de partículas de energías muy sutiles  y su comportamiento, los científicos han mostrado que lo que llamamos materia es mas espacio “vacío” que materia solida y ese “vacío” esta lleno entonces de energías sutiles.

Considerando solo una pequeña parte de la realidad, podría parecer que somos solo un cuerpo con un montón de órganos y funciones y que requiere sustancia física (aire y alimento) para funcionar, pero en realidad es mucho mas de lo que percibimos a simple vista. Los cuerpos físicos, están inter-penetrados y animados por esas materias mas sutiles; éter,  prana ( en sanscrito), chi (chino) , ki (japonés) , ruha (hebreo) o cualquier otra denominación para la energía vital (y existe en toda cultura).

Es mas, este prana o energía vital es el que  vivifica y moviliza toda función y órgano en nuestro sistema, que a su vez, esta diseñado en tal forma que es capaz de absorber, digerir y eliminar, el prana del ambiente que nos rodea y que llega a través del sistema de chakras y canales energéticos (también conocidos como nadis o meridianos).

2. Como afecta esto tu estado de salud?

El sistema a través del cual se absorbe y distribuye esta energía, la llamada aura o cuerpo etérico, esta conformado por infinidad de canales que circulan la energía y conforman vórtices que la absorben y distribuyen. Estos son los chakras y los hay grandes, pequeños y muy pequeños. Los mayores, que son los que mas se conocen y mayor función ejercen absorbiendo energía para distribuirla, se encargan de cierta zona con sus órganos, glándulas y  funciones. Si la energía que se absorbe es vital y limpia, si los canales  y chakras están limpios, si la energía es suficiente y circula adecuadamente, todo estaría funcionando perfectamente. Pero cuando estos canales se obstruyen, cuando se generan  acumulaciones o la energía no circula en algún punto,  se va convirtiendo en energía enferma ( porque igual que el agua, necesita circular para estar vital y sana).  Al final, esto genera excesos en algunas zonas o déficits en otras, con lo cual el organismo entra en desequilibrio, los órganos no reciben la energía adecuada que necesitan y en algún momento – depende de la intensidad de estos excesos o faltas- el cuerpo físico responderá a esto con un síntoma o enfermedad.

3. Si esto genera la enfermedad y el desequlibrio, podríamos eliminar la energía “mala” / enferma y aumentar la “buena” / vital y asi recuperar ese equilibrio cierto?

Pues es asi exactamente como funcionan técnicas como el Pranic Healing o  Sanación Pránica. La persona entrenada puede explorar la energía para determinar donde está el desequilibrio ( además de que los síntomas lo indicarán) y luego limpiar lo inadecuado, y canalizar energía limpia para recuperar el organismo. La respuesta es rápida, pues al organismo que tiende por sí mismo al equilibrio, le basta poderse limpiar y recargar de energía vital, para así, regenerarse o volver al bienestar. Esto es cierto en forma genérica, pero hay que tener en cuenta que cada enfermedad ( y cada persona)  ha tenido un proceso y  aunque siempre habrá un efecto positivo, el tiempo que lleva volver al equilibrio dependerá de cada situación y de cuán afectado este el órgano o función.

Con más entrenamiento, un sanador puede incluso modular el tipo de energía que aplica. Los colores -que son vibraciones diferentes-tienen efectos específicos y mas directos. Por ejemplo puede usarse un cierto color para estimular o activar una glándula hipoactiva, o al contraio para inhibirla porque funciona en exceso. Esto se trae como ejemplo pero ha de saber el lector que debe ser aplicado con conocimiento y habilidad para no causar efectos contrarios. Pero siguiendo este orden de ideas, estas vibraciones / colores, pueden también ser  aplicados para regenerar órganos, incluso algo tan denso como un hueso roto. En la experiencia clínica, los  médicos que lo utilizan, afirman, tener sanaciones completas de huesos en 1/3 parte del tiempo o menos y allí no es solo la medición energética que lo corrobora; son las radiografías que lo demuestran.

4. Cómo nos afecta  la parte psicológica, las emociones, lo que pensamos?

Para completar el puzzle de lo que enferma y porque es posible sanar con energía, no podemos dejar de lado el aspecto emocional, mental, psicológico. Desde que se plantearon las alternativas medicas y de salud, el dilema de cuánto afecta lo psicológico en la salud ha dado muchas vueltas. Como psicóloga, me lo planteaba continuamente pues la experiencia de vida nos lo dice a todos y con contundentes evidencias, que es así, pero como funciona esto?

Pues las emociones y pensamientos también son energía. Energía es información y un contenido determinado retenido o reforzado con cierta -digámoslo así- “cantidad” de energía, es información que se fija en un sistema. Un pensamiento casual, una emoción de momento, -digamos alegría por algo que has visto, o ha sucedido-, afecta por un momento y luego esta información va desapareciendo ( la energía es demasiado sutil, no se mantiene). Pero, si recuerdas este evento mas tarde, puede aun, suscitar alguna emoción, y , si lo recuerdas repetidamente, lo cuentas una y otra vez, viene reforzado, es decir le pones más y más energía,   va tomando fuerza y por tanto la información ya se va fijando. También puede suceder que se fije, porque resulta ser  algo con gran impacto emocional o mucho carga de energía. Así, aunque sea solo un evento, resulta impactante y por tanto deja una “huella” o información energética. Esta información se fija en tu sistema y es  por eso que cuando hay una vivencia traumática, cuando hay miedo, angustia, parece que algo quedase allí  instalado y desde entonces, todo lo que entra o sale , va teñido con esa información. Esto se evidencia cuando por ejemplo, un acontecimiento simple puede hacer que una persona con gran angustia o temor reaccione en forma exagerada, simplemente porque su sistema interpreta eso con la carga  que tiene y la reacción responde a la información que hay dentro  y no al estímulo externo.  Esto tiene grandes implicaciones para entender la psique y el comportamiento humano, pero será el  propósito de otro artículo. Al momento, solo puntualizar como estas energías psíquicas si nos afectan, también generan acumulaciones y sobretodo información que influencia los chakras (que además tienen funciones psicológicas) y así la percepción del mundo, la manera de reaccionar y con todo ello el  comportamiento viene condicionado por los contenidos que hay. Si estas energías tienen la información errónea: angustia, estrés, desesperanza, no valgo nada, todo me saldrá mal en la vida…., etc., etc.., hay que eliminarlas para que ese sistema vuelva a equilibrar su estado psicológico y para esto existen las técnicas de psicoterapia pránica que trabajan directa y específicamente esos contenidos psíquicos; los “programas” , traumas, condicionamientos que nos están afectando. Igualmente  se ayuda a equilibrar los chakras en su función psicológica. Resultado? Paz interior, bienestar, equilibrio. Las personas refieren “volví a ser yo mismo” , “volví a encontrar mi fuerza, mi punto de bienestar” porque toda esa “nube” de informaciones y condicionamientos puede desintegrarse y permitir un bienestar psicológico.

5. Que sucede con otras energías, con lo que pasa alrededor por ejemplo? 

Ciertamente, hay energías alrededor que nos afectan continuamente. Desde la energía de la gente  que tambien son energías psíquicas con una información determinada, hasta energías en los espacios. Esto va desde un ambiente cargado de estrés por ejemplo, o de angustia y dolor – como en una sala de urgencias de un hospital- hasta las energías mismas que tiene y circula la tierra.  Cuando hablamos de lo que afecta o desequilibra a una persona, resulta importante evaluar el entorno y espacios en que habita o trabaja, pues afectan directamente su  nivel de energía, sus chakras, su estado de ánimo e incluso su capacidad de pensar o de movilizarse a la acción. Allí también tiene acción un sanador pránico que trabaja el Feng Shui desde esta perspectiva, esto significa que, además de abordar la energía en la persona y equilíbrale si algo de su ambiente le afecta negativamente, puede actuar y adecuar las condiciones de la energía de un espacio para una determinada función o para generar un ambiente mas armónico y adecuado a cada circunstancia o necesidad. Hay energía en los ambientes, los lugares van tomando ciertas cualidades  energéticas –  todos hemos sentido espacios que nos llenan de angustia o por el contrario nos relajan o estimulan-.  De manera que  cuando se trata de armonizar, ha de tenerse en cuenta cuán diferente ha de ser la energía para meditar, para un trabajo activo o uno de enfoque, para el espacio donde se come, se duerme  o se juega.

Ana Maria Vargas V,

www.IPHE.com

Instructora de Sanación Pránica para España y Portugal

Contacto

Si quieres contactar con un soci@ de la plataforma, encontrarás su contacto en su página personal. Este formulario es para contactar con el equipo de NiuCat! También puedes escribirnos un mail a info@niucat.cat. Gracias!

Enviando
o

Inicia Sesión con tu Usuario y Contraseña

o    

¿Olvidó sus datos?

o

Create Account