¿Qué hacer para conseguir tus metas?

conseguir-objetivos

Desde que nos levantamos hasta que nos vamos a dormir, estamos llenos de objetivos:

 

– Desde cepillarse los dientes, para tener bien la dentadura…

 

– Hasta ponerse el despertador (para ir a trabajar, hacer ejercicio o simplemente para comenzar un nuevo día).

 

-Comer para alimentarnos y que no nos falte energía.

 

-Ducharnos con el objetivo de estar saludables.

 

 

Todo lo que hacemos tiene un propósito y un objetivo. Los objetivos nos marcan una dirección hacia dónde ir.

 

Lo esencial, totalmente, cuando nos marcamos objetivos vitales, es que nos motiven, que tengan un sentido.

 

Sin sentido, nos perdemos en un bucle que puede llegar a trastornos depresivos. Es alinearse también con nuestra misión de vida, tema ya tratado en otro post.

 

Imaginaos, por ejemplo, un trabajo que no nos guste, que no tenga nada que nos mueva por dentro…

 

O una pareja con la que no tenemos nada en común, que no nos interese, que no tengamos nada que crear o proyectos en común.

 

Es importante conectarse con el corazón y establecer diferentes objetivos en nuestra vida, en todos los campos. Puedes establecer metas en:

 

– Salud

– Amor

– Trabajo

– Dinero

– Crecimiento personal

– Familia

– Amistades

– Ocio

– Estudios

– Otros

 

 

Las condiciones que han de cumplir los objetivos son:

 

– Realistas: No pretendamos, por ejemplo, pasar de tener en mi nuevo negocio un beneficio de millones de euros. Todo requiere su tiempo.

 

– Medibles en el tiempo: Esto quiere decir que podamos poner el objetivo en un tiempo determinado. Esto ayuda a que no se postergue. Por ejemplo: ganar en salud en 5 meses. Otros ejemplos:

 

*Aumentar las ganancias de mi negocio, en el próximo año en un 10 %.

 

*Montar mi negocio de cosmética en 1 año.

 

*Tocar la guitarra en 6 meses en la escuela de música de mi barrio.

 

– Desafiantes: Esto quiere decir que nos pongan a prueba. Y añado que sean motivadores, eso quiere decir que nos mueva por dentro para ponernos en acción. Que nos mueva de corazón, que no sea el deseo de otra persona ni sea solo a nivel mental.

 

– Ecológicos: Esto significa que por ejemplo si tenemos un objetivo concreto, no afecte a otros campos de mi vida.

 

Por ejemplo, quiero cambiar de empleo, y me sale en otro país. Eso puede comprometer el área de las amistades, de la familia y del amor. Es ahí donde cada persona ha de decidir qué quiere hacer con su vida y qué “precio” está dispuesto a correr.

 

–  Formulados en positivo. No es lo mismo decir “No quiero fumar”, que “Quiero dejar de fumar en 5 meses o Quiero ganar en salud en 5 meses, con hábitos saludables, haciendo ejercicio de caminar 30 minutos al día y con el hábito saludable de dejar el tabaco”.

 

– Específicos: quiere decir que sean concretos y no sean generales. “Quiero dejar de fumar” sería muy general. Pero “Quiero dejar de fumar cigarrillos en 5 meses con el método de la hipnosis” ya nos pone en el camino.

 

 

Para cumplir los objetivos, hay más claves:

 

– El primer paso para cumplir los objetivos es creer en ellos. La clave siempre es pensar que somos capaces, merecedores y es posible. Sin estas premisas, cualquier objetivo será un “imposible”.

 

Y recuerda: imposible solo es una palabra, una idea, un pensamiento…

 

Crea, por tanto, lo imposible.

 

– Los objetivos han de ser elecciones personales, no de otras personas, amigos, padres, pareja. Que sean tus sueños quienes lleven tu vida. Así tu vida te llevará a tus sueños.

 

– Elabora un plan de acción. Puede servirte preguntarte:

 

* ¿Qué voy a hacer para realizar mis objetivos?

* ¿Cuánto tiempo?

*¿Dónde? ¿Con quién?

* ¿Qué acciones me llevan al objetivo?

* ¿Qué recursos tengo? ¿Qué habilidades pondré en marcha? ¿Qué haré para vencer los obstáculos que pueden aparecer?

 

– Diseña tu vida desde ahora en este momento. Visualízate en 1 año, 5 ó 10. Esto le dará sentido a tus objetivos y a tu vida. Sé realista y también permítete soñar con un futuro donde estés creando la mejor de las obras: TÚ.

 

– Ten en cuenta tus valores. No hagas nada que esté en contra de ellos.

 

– Sé sincero contigo mism@. No te marques objetivos que no sean importantes realmente para ti. Formula objetivos desde el querer, no desde el deber. Por ejemplo: “Debo perder 8 kilos para estar más saludable, así me querrán”.

 

Formula de forma positiva y siempre pensando en ti y en tu bienestar: “Quiero ir a la dietista, para estar más saludable, durante el próximo año, y verme en plenitud”.

 

– Valorar los objetivos del 0 al 10, tanto en motivación como compromiso. Si obtenemos menos de un 8 significa que nos faltará motivación o compromiso y has de hacer un ejercicio de sinceridad contigo mismo.

 

– Establecer metas intermedias o de desempeño.

 

 

Si por ejemplo, quiero ampliar las ventas de mi negocio en 10% en un año, establecer unas metas a medio o corto plazo, teniendo, por ejemplo un 5 % de beneficio.

 

Esto hace creer que podemos llegar adónde nos marcamos al principio.

 

– Revisa tus objetivos periódicamente, para no perderlos de vista. Sé constructivo y positivo contigo.

 

– Si en la mitad del camino, te sientes perdido, desmotivado, o por alguna razón consideras que es mejor rendirse, revisa tus objetivos.

 

No consideres un fracaso dar un paso atrás.  El fracaso no existe, es solo aprendizaje. 

 

Hagas lo que hagas, hazlo feliz.



Contacte

Si vols contactar amb un soci de la nostra xarxa, trobaràs el seu contacte a la seva pàgina de soci. Aquest formulari és únicament per contactar amb l'equip de NiuCat!. També ens pots escriure un correu electrònic a info@niucat.cat. Gràcies!

Enviando
o

Inicia Sesión con tu Usuario y Contraseña

o    

¿Olvidó sus datos?

o

Create Account